Inseguridad en Ecuador

 

Con la llegada de Lenin  Moreno en 2017 a la Presidencia de la República, y su alineación con banqueros de Ecuador, inició el abandono de la inversión pública, bajo la consigna de “descorreizar al país, cueste lo que cueste” dirigida por Guillermo Lasso, aliado de Moreno, se eliminaron varios organismos públicos y se redujo la inversión en áreas de la salud, educación, seguridad, y generación energética; causando que Ecaudor sea el país más golpeado por la pandemia del COVID, y además que bandas del narcotráfico se tomen el control de las carceles, y desde ahí transformar al país de localidad de tránsito de drogas, a un centro logístico de distribución de la cocaína producida en América Latina desde 2018, principalmente contrabandeda desde el Puerto Marítimo de Guayaquil, considerado el 3ro. más importante de la Costa del Pacífico de América.

 

2.304Ton. fué la producción de cocaína a nivel mundial en 2021, 972ton. son de Colombia y 785ton. son de Perú, sumando un total que representa el 76,2% de la producción mundial; entre los estos paises se encuentra Ecuador, que vive los peores niveles de inseguridad de su historia; con una escalada luego de la Consulta Popular impulsada por Lenin Moreno en donde se disolvió la Corte Constitucional, el Consejo de Participación Ciudadana, se nombró a dedo al Contralor y a una nueva Fiscal para que se sume desde la Asambla Nacional, a la persecución política contra los líderes de la Revolución Ciudadana, e impulsando el encarcelamiento y destitución del Vicepresidente Jorge Glas, por denunciar actos de corrupción y reparto a bandas de las empresesas eléctricas del país. Con esto los organismos de control y justicia pasaron a ser manipulados por la Ministra de Gobierno María Paula Romo, que llegó también a repartir las administraciones de hospitales públicos desde 2018 a los Asambleístas a cambio de votos. Los bancos comenzaron a incrementar sus utilidades en valores por encima del resto de actores económicos, siendo desde la pandemia del 2020 hasta 2023, los únicos con utildades extraordinarias, además de la salud privada.

 

Mientras esto ocurría en Ecuador, en EE.UU. el fentanilo desplazaba a la Cocaína, provocando la caída del precio del producto en Colombia, ya que mientras producir 1kg de cocaína cuesta aproximadamente $6000, el kg de fentanilo cuesta $200 para su producción. Así los narcotraficantes dejaron de pagar en dólares en Ecuador y les pagaban con cocaína, y estos la vendían al menudeo en calles de las ciudades, sobre todo en la ruta que unía a las fronteras con los puertos marítimos de la Costa; pasando los indicadores de muertes violentas de 5,8 por cada 100.000 habitantes en 2017 a 46,6 en 2023.


En el Gobierno neoliberal de Guillermo Lasso, propietario del Banco de Guayaquil, adquirido fraudulentamente por su cuñado Danilo Carrera, se intensificó el desmantelamiento de lo público; los escándalos de corrupción fueron noticias mundiales por su participación en Pandora Papers, al tener su fortuna en paraísos fiscales, y negociar con cabecillas de grupos narcotraficantes presos la administración de cárceles; mientras Danilo Carrera designaba a ministros y altos gerentes de empresas públicas por recomendaciones de Rubén Chérrez posteriormente asesinado, en el sonado caso León de Troya, que la Policía Nacional venía haciendo seguimiento, pero que la Fiscalía ordenó la suspensión de las investigaciones; entre los puestos claves se entregó a la mafia Albanesa, está el Ministerio de Agricultura, desde donde se emitían permisos para exportaciones de banano, de empresas fantasmas, que luego eran contaminadas con cocaína, enviadas a Europa. La Asamblea inició el  juicio político para destituir a Lasso pero este se anticipó llamando a muerte cruzada, provocando nuevas elecciones presidenciales.

 

Con la liberación y asesinato del líder de “Los Choneros“ a finales del 2020, comenzó una guerra por el control del negocio ilícito, primero en cárceles, con matanzas masivas, luego en calles, donde por varios años el discurso de la policía fue que eran asesinatos entre delincuentes, minimizando muertes de otros ciudadanos; comenzaron “Las Vacunas”, extorsiones a locales  comerciales en barrios populares que se fueron expandiendo sin control; para terminar el 2023 con cerca de 7.800 muertes violentas en Ecuador, sin olvidar el asesinato del candidato a la Presidencia Fernando Villavicencio, al no tener la protección adecuada que debió brindar el Gobierno de Lasso. 

Iniciamos el 2024 con la fuga de 2 cabecillas de las bandas más peligrosas del Ecuador y actos terroristas similares a los de noviembre del 2022, con un estado débil, sin control del sistema financiero, por donde pasa el 70% del movimiento económico producto del narcotráfico estimado en US$3.000 Millones, la fiscalía solo resuelve el 8,4% de los homicidios; el 15% de los adolescentes ni estudia ni trabaja; y un nuevo gobierno con Daniel Noboa con muy poca experiencia en lo público junto a sus Ministros y su “primera chamba".

Comentarios

Entradas populares